Buffy y el día después de San Valentín

No me gusta analizar escenas, sobre todo en el ámbito académico, mucha gente tiende a crecerse según va viendo detalles “ese vaso medio vacío nos indica el vacío existencial del protagonista y cuando cae al suelo y no se rompe es una alegoría de la relación con su familia, débil por ser de cristal pero a la vez fuerte porque no se rompe”.

Visto en extras del DVD a la script se le fue la cabeza y dejó el vaso sin rellenar y el actor lo tira sin darse cuenta.

Hoy no estoy para el mundo de la pedantería, estoy para la monería post-sanvalentiniana.

Si por algo destaca Joss Wheddon es por su (frikeza extrema) inteligencia emocional con los diálogos.

En un arco argumental de varios episodios, Spyke ha estado beneficiándose a Buffybot, ¿si no puedes tener a la mujer a la que amas? al menos tener un robot parecido o igual a ella, que se lo digan a Fry…

Glory, no hole, ha estado buscando a la “llave” de una manera desesperada como un Jack Palance a las 4 de la mañana y ha llegado a la conclusión de que Spyke es esa herramienta que necesita para comenzar su ritual de Diosa, al ver que  el vampiro edición platino no lo es, lo tortura para que le confiese el nombre de la llave. Todo el episodio es un juego de recreativas de lucha con Spyke dispuesto a recibir el fatality de Glory hasta que la “Scooby Gang”  llega a rescatarlo. Lo liberan y lo llevan a su cripta donde se queda muy malherido.

Buffy no sabe si Spyke le ha dicho la verdad de si Dawn es la llave y sólo ve una forma de que el vampiro se lo confiese: hacerse pasar por Buffybot.

No es exacto pero sin Megaupload me veo mermado cual Barcelona sin Villa.

– Que heridas tan… sensuales.

– Si, hoy me siento muy sensual.

– Me caí pero Willow me ha arreglado. Es lesbiana.

– Así que Willow te ha arreglado.

– ¿Qué te ha pasado?

– Esa Glory me ha destrozado.

– ¿Quiéres destrozarme a mí también?

– Calma, no puedo ni moverme.

– ¿Y por qué te ha pegado?

– Quería saber quien era la llave.

-Ah vale, yo se lo diré.

– No. No se lo digas.

– ¿Por qué?

– Porque Buffy, la no tan simpática Buffy, si le pasase algo a Dawn se hundiría, y yo no podría verla sufrir. Prefiero que me mate Glory. Casi lo hace.

– ¿Y mi robot?

– El robot era grosero y obsceno.

– Sólo…

– Calla… esa cosa no era real… lo que has hecho por mí y por Dawn sí ha sido real… y no lo olvidaré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s